Escalera para litera MYDAL

Una litera es una buena solución para ganar espacio en la habitación de un niño, pero si los niños son pequeños tiene el inconveniente de las escaleras para estar subiendo y bajando de la cama de arriba. Por eso cuando decidimos ponerle una litera a las niñas en su dormitorio, se me ocurrió cambiar la escalerilla que trae la litera por unas escaleras por la que que los niños pudieran subir y bajar fácilmente.

En mi caso puse la litera del Ikea MYDAL, que es una litera simple de madera, y usé el sistema de almacenaje TROFAST como escalera, que además tiene los cajones para que puedan guardar los juguetes.



Con eso es suficiente, para tener una escalera cómoda para subir y bajar, pero yo prefería reforzar los escalones para que no se rompan al estar pisando la estructura que no esta pensado para trepar por ella, en especial un adulto que pesa como tres niños juntos.

Para reforzar la estructura lo único que hay que hacer es comprar una tabla de pino y cortarla a las medidas de cada escalón, que son 30×43,5 cm para el primero, 31×43,5 cm para el segundo y 32,5×43,5 cm para el tercero, yo fui al Leroy, que tienen servicio de corte y me quite de problemas.

Una vez que tienes los refuerzos comprados, puedes pintarlos para darle un poco de color a las escaleras, yo los he pintado de rosa para el cuarto de las niñas. Después esperas que seque, los barnizas y ya están listos para colocarlos.




Para colocar las tablas de refuerzo, yo use cola de carpintero y lo afiancé bien poniendo unos tornillos por la parte de abajo, de manera que no se notan cuando pones las tablas. Y el resultado podéis verlo en las fotos, quedan unos escalones perfectos para que los más pequeños puedan subir y bajar de la cama sin problema.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *